Nuestra vida está llena de diferentes momentos. Y cada uno de ellos es especial. Muy especial. Todos queremos disfrutar de cada uno de esos momentos y hacerlos únicos. O quizás, olvidar algunos no tan felices. O encontrar soluciones a situaciones que nos han planteado problemas…

Tus clientes también viven estos momentos. Y tu negocio debe conocerlos. Si no es así, tu mensaje de marca quedará perdido entre el ruído. La única forma en la que hoy tus clientes potenciales te escuchen es con el mensaje adecuado en el momento adecuado. Es decir, lo que tu marca vaya a transmitir a los usuarios dependerá del momento de sus vidas en el que se encuentren.

Hoy día resulta difícil estar al tanto de todas las tendencias que afectan al Marketing de Contenidos. No tienes tiempo y hay demasiado contenido con continuas novedades y mejores formas de captar clientes a través de la web. Por eso es crucial que distingamos entre lo que son “tendencias” y lo que son cambios significativos y permanentes en el tratamiento de la información. En la estrategia de la presencia online de tu empresa. Y el conocimiento de estos Micro-momentos (término acuñado por Google) es uno de estos cambios permanentes que modifica todo lo que se ha entendido como Marketing de Contenidos hasta ahora.

Un cambio de enfoque: Del estudio de la Persona al Análisis de los Micro-momentos

Acabas de lanzar tu producto al mercado online. Estás haciendo todo lo que has leído en artículos y guías de marketing. Y aun así, tu estrategia no está funcionando. No estás obteniendo los resultados esperados.

Llegados a este punto, hay dos posibles caminos que puedes tomar:

  1. Abandonas totalmente la idea de promocionar ese producto en las plataformas sociales.
  2. Intentas averiguar qué es lo que ha fallado, para mejorarlo.

¿Qué te parece si utilizamos la ruta B? Veamos los pasos que has seguido:

  1. Has realizado un estudio de tu competencia en la web y sabes qué acciones realizan, dónde tienen presencia y qué les funciona mejor.
  2. Has fabricado un perfil de tu cliente potencial y has incluido sus características demográficas e, incluso, cuáles son sus principales intereses. ¡Buen trabajo!
  3. A partir de esos datos, has tomado ciertas decisiones de contenido, como las plataformas en las que deberá estar presente tu marca, qué mensaje vas a transmitir, y cómo lo vas a lanzar.
  4. Has lanzado tu estrategia después de planificar en profundidad un calendario de acciones.

¡Lo has hecho casi como un profesional! Casi. Esa es la clave. Has olvidado tener en cuenta los micromomentos para saber CUÁNDO tus clientes potenciales serán más susceptibles de adquirir tu producto.

Veamos cómo.

Los Micro-momentos: La base de tu Estrategia de Contenidos

Como has visto en el vídeo explicativo de Google, cada persona pasará por momentos en los que necesitará tu servicio o producto, y por otros en los que tu marca no le interesará para nada. Tu trabajo consistirá en investigar qué situaciones son las que pueden generar esos momentos clave.

Paso 1. Ponte en el lugar del usuario.

Este paso es crucial. Siéntate e imagina que eres uno de tus clientes, con sus características demográficas, geográficas e intereses.

Paso 2. Lleva a cabo una tormenta de ideas.

Comienza a pensar en situaciones en las que tú, como usuario de tu marca, necesitas ese servicio o producto.

Por ejemplo, si tu negocio es una tienda de ropa infantil, ¿cuándo necesitarás el tipo de prendas que vende tu marca? Podrías pensar en:

  • Cuando mi hijo o hija comienza el colegio y necesito ropa de deporte para sus clases de gimnasia.
  • Cuando quiero saber cómo conjuntar prendas para llevar a mi hijo o hija a la última moda.
  • Mi hijo o hija acaba de pegar otro estirón y necesita zapatos nuevos.
  • No soy capaz de quitar las manchas de la ropa de mi hijo o hija. ¿Qué puedo usar?
  • Quiero llevar a mi hijo o hija a la montaña. ¿Ropa deportiva será la mejor opción?
  • Tenemos un viaje largo en coche. ¿Qué tipo de prenda infantil es más cómoda para viajar?

Continúa pensando en esos micro-momentos. Cuantos más, mejor.

Paso 3. Elabora mensajes a publicar en tus plataformas sociales con cada uno de esos momentos.

Veamos un ejemplo práctico para que puedas comenzar desde hoy mismo a pensar en los Micromomentos de tu audiencia específica.

Carmen Díaz, una de las Mentes Brillantes de Barrio Digital e instructora en nuestro Campus Digital sobre Marketing de Contenidos, nos cuenta en su blog un ejemplo perfecto sobre el uso de los Micro-momentos. La campaña de Uber para darse a conocer en la India, usando un plan de acción basado en micromomentos.

Paso 1 en el caso de Uber en India:

Su primer trabajo fue buscar información detallada sobre el perfil de su potencial cliente en este país. Y, sobre todo, sobre su cultura, sus hábitos y sus intereses.

Paso 2 en el caso de Uber en India:

Su siguiente movimiento fue detectar 100 situaciones en las que los usuarios podrían necesitar los servicios del tipo de transporte que ofrece la marca. Micromomentos basados en la cultura y las rutinas de los potenciales clientes.

Paso 3 en el caso de Uber en India:

Finalmente, crearon 85 variaciones de un mismo vídeo, modificando sólo la imagen y el micromomento concreto, y lanzaron una exitosa campaña de Facebook Ads bajo el lema “Piensa en Uber como tu propio coche”.

Escena de uno de los anuncios con Micro-momentos de Uber en India

Con esta estrategia consiguieron su objetivo: multiplicar por 10 el impacto de la marca en la vida cotidiana de sus potenciales clientes y llevar su mensaje a 18 millones de posibles usuarios.

Tu empresa no es Uber. Quizás no puedas permitirte una inversión de tal magnitud. Pero puedes conseguir extraordinarios resultados con estos simples 3 pasos y reduciendo los mensajes a 10. El vídeo funciona a la perfección para llegar a esas personas que están en esas situaciones. Pero no descartes imágenes impactantes, más sencillas de crear y con un alto poder de atracción.

 

0
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *