Muchos de nuestros clientes, consultores de marketing digital y miembros de nuestra comunidad de expertos están decididos a incluir el formato vídeo en sus estrategias de contenido de 2018. De hecho, incluso los negocios más familiares están usándolo ya con gran éxito. Por esta razón, hemos decidido aprovechar su experiencia para darte las claves para crear vídeos para redes sociales, de forma que comiences convencido de que el resultado será muy positivo y de que la experiencia merecerá la pena.

María López Linares de Lopez Linares Vintage Jewelry nos cuenta cómo el vídeo le está funcionando muy bien para conseguir los objetivos de su empresa: “gracias a diez vídeos corporativos he podido mostrar mi producto de una forma más llamativa en comparación a las imágenes de la página web. Además, añadirles contenido de valor contando la historia de estas piezas de joyería me está ayudando a que mis seguidores confíen en mi empresa. Esto les influye enormemente a la hora de tomar decisiones de compra “.

Esta es suficiente razón para María para animarte a que no te frenen los miedos a la hora de crear tu primer vídeo. “Muchas compañías siguen pensando que es difícil crear, editar y promocionar un vídeo. A día de hoy, con un Iphone puedes crear maravillas. Es más importante el contenido del vídeo que la calidad o cómo lo hiciste”.

Incluir el vídeo social en tu plan de Marketing de 2018 - Barrio Digital

Cómo incluir el vídeo social en tu estrategia de marketing de 2018

Desde su propia experiencia en ALTV, una plataforma global de comunicación del Medio Oriente y el Norte de África (MENA), Caitlin Attal, miembro de nuestra comunidad de expertos en Marketing Digital, señala que los vídeos sociales “tratan sobre confianza, autenticidad y compromiso. Con frecuencia, trabajábamos directamente con influencers o creadores independientes porque ellos formaban parte de nuestro público objetivo o sabían cómo interactuar con él mejor que nadie. Mientras se cumpla un estándar básico, la calidad nunca fue ni será un factor principal en el rendimiento del vídeo”.

Si estás planeando incluirlos en tu estrategia de 2018, Caitlin es directa: “¡Comienza ya!”, y para ello te ofrece sus mejores 4 consejos sobre vídeo social:

  1. Asigna más presupuesto que en 2017 para producción y publicidad. Pueden resultar algo más caros que las imágenes, pero la recompensa también es mayor.
  2. Diversifica tu contenido. Un vídeo no puede hacerlo todo y cada contenido sirve para un propósito diferente. Adapta el contenido a cada plataforma social para extraer el máximo rendimiento.
  3. Revisa tu estrategia de vídeo actual y el rendimiento de 2017. ¿Has seguido las tendencias generales de 2017? ¿El contenido y la duración son similares a los casos de éxito en los que te inspiraste?
  4. Historias de Instagram, historias de Snapchat y el vídeo en directo. Es la mejor forma de conectar con tus clientes y mostrar el lado humano de la marca. Algunos ejemplos de su uso pueden ser entrevistas, preguntas y respuestas, contenidos extra como tomas falsas y eventos en directo.

Por su parte, Graeme Mill, director y productor de vídeo que dirige su propia compañía en Inglaterra, y miembro de nuestras Mentes Brillantes, centra su atención en la planificación previa. “Centra tu energía y creatividad en ella. Investiga cuáles son las mejores historias, ubicaciones y personajes para tu propósito, y después invierte tu mayor energía en un guión realmente original y único. Invertir antes de la producción, te permitirá aportar mayor creatividad a tu vídeo y no perderás tiempo ni dinero intentándolo el mismo día de la grabación”.

Y sobre creatividad podemos contarte mucho más en nuestra primera guía gratuíta sobre vídeo social, y que pertenece a una serie de publicaciones cuyo objetivo es ayudarte a convertirte en un maestro de este formato. ¡Solicítala ya!

El usuario, tu principal inspiración

Andrew Jennings, consultor y experto en estrategia en social media tiene claro que el contenido que crees siempre debe cumplir con las expectativas de tu audiencia. “Debes ponerte en el lugar del público al que quieres llegar, hablar como ellos y en un lenguaje que entiendan, descubrir lo que quieren y mostrárselo o destacar algo de tu empresa, tu marca o tu producto que le añada valor a su experiencia como usuario”. Algo en lo que también coincide Yasser Ahmad, Consultor en estrategia en marketing digital en Oriente Medio y experto miembro de nuestra comunidad, asegurando que hay que “escuchar a tus seguidores en las redes sociales. Analiza los vídeos que comparten e inspírate en ellos para crear tu propio enfoque”.

Prueba, controla el rendimiento y actualiza

Controlar el rendimiento de tus vídeos, probar diferentes formatos, historias e imágenes y escenarios te ayudará a entender mejor lo que funciona para tu audiencia y lo que no. Una vez que empieces a recopilar los datos podrás retroalimentar con ellos tu estrategia, de forma que mejores cada proyecto.

Lo cierto es que parece una regla muy básica del marketing digital. Sin embargo, puede llegar a necesitar una gran inversión de tiempo si no se hace correctamente. Y es una de las principales razones por las que son todavía muchas empresas las que no acaban de decidirse a lanzar sus propios vídeos. ¿Cómo puedes empezar de la forma más sencilla y sin tener que emplear tanto tiempo?

“Intenta usar diferentes duraciones para cada vídeo; 1 minuto, 30 segundos, 15 segundos y hasta 5 segundos”, aconseja Caitlin Attal. “En ALTV, por ejemplo, descubrimos que los vídeos que mejores resultados arrojaban eran los que duraban  de 5 a 20 segundos”.

Para realizar estas comprobaciones, necesitas planificarlo con antelación. Si no, el material final puede no ser el que tenías pensado. Yasser Ahmed recomienda que “si quieres reducir el proceso de edición, tómate el tiempo necesario a la hora de grabarlo. Asegúrate de que tienes suficiente material, pero no demasiado como para que sea imposible elegir las diferentes escenas que compondrán el vídeo final. Resulta mejor grabar menos secuencias pero algo más largas que un montón de escenas cortas que después no te servirán”.

En algunos casos, el desear obtener resultados de forma rápida puede jugar en contra. Decisiones tomadas sobre objetivos como ver tráfico inmediato en la web, clientes potenciales en muy poco tiempo o incluso ventas generan en su mayoría el efecto contrario.  “La gente quiere participar e interactuar, y la venta directa no tiene lugar en canales ni plataformas sociales”, concluye Andrew. “En vez de eso, añade valor, cuéntales algo que no saben, o incluye un elemento que puedan compartir o llevarse con ellos para asegurar el éxito”.

 

¿Empiezas a sentirte más cómodo e incluso inspirado para comenzar a grabar tu primer vídeo social? El primer paso es siempre el más difícil, pero una vez entres en la dinámica, el retorno de la inversión será realmente grande.

Solicita nuestra Guía Gratuíta sobre Vídeo Social para conocer paso a paso cómo crear tu primer vídeo y promocionarlo.

0
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *